23/3/13

Si perdiéramos las ocho sonrisas distintas que tenemos los dos, el supuesto de superposiciones se perdería con ellas. Y ojalá que entiendas que las manos que teclean, son las mismas que se arrancan las lágrimas cuando no estás. Que no hay silencio más malo que silencio sin sonrisa sonora tras un beso. Que las suspicacias que nos llevan a criar la frescura de mil caricias nos hacen perder las ubicaciones de mil estadios de cine. 
Y ahí nos encontramos, en las puertas de algodón de la locura, entrando sin censuras, sin barritas negras y sin difusiones. O sí. Quizá difusiones muchas.
Y ahí nos encontramos. Otra vez. 
Los dos en un cuento de algún pintor al trazar un papel. O yo que sé. Dime algo con lo que seguir palpando estas letras, que si tu no estás se puede perder ilusión en cuentos de una fotografía.

2/3/13

La vida con miedo tiembla si no estás conmigo. 
Siete meses.

Nubes de Limón

Nubes de Limón
En esta vida hay que equilibrar esa balanza de la gente que no quiere sonreir.

Limoneros

Vie.

Mi foto
Los versos de una náufraga que nunca encontró un coco en su isla

Veces que soñé