26/9/14

Que tienes esa sonrisa, esos labios, esa dulzura y ese amargor. Que tienes en tus manos el poder de conquistar, y en tu lengua la palabra para llegar donde quieras.
Y así estás hecho, de mil quinientas sonrisas que devuelves al mundo cuando quiere dar palos. Que tienes el color de las estaciones, y el frescor de la Antártida. Así estás hecho, con muchos poros cálidos del Sahara, hecho de fragmentos de lugares, situaciones y sensaciones.
Sensación en situación constante, eso es.
Sabes a zumo de naranja recién exprimido, sabes al click de una foto, sabes al cine de verano, y a la pelis con manta, sabes a sueños reconstruidos, a los deseos de estrellas fugaces y de soplar velas, sabes a escribir cuando se necesita, sabes al sol del atardecer, y sabes a la luna creciente y nunca menguante, sabes a la sonrisa con lágrimas.
Te necesito como a las pastillas cuando me duele la muela, te necesito como a la comida de mamá, te necesito como al desayuno, como a ver películas, como a soñar.
Y eso, sólo quería decirte que tengo ganas de verte.

Nubes de Limón

Nubes de Limón
En esta vida hay que equilibrar esa balanza de la gente que no quiere sonreir.

Limoneros

Vie.

Mi foto
Los versos de una náufraga que nunca encontró un coco en su isla

Veces que soñé