26/10/11

Si lo he empeorado un poco más que bajen tus labios y me callen, que griten ellos ahora, que ondeen como banderas en el cielo del doce de Octubre. Y que me callen los silencios que has pronunciado esta noche. Y que me calles de una vez, como sea, como quieras, a tu manera, de esa forma que me gusta, como el café, como levantarme un sábado y saber que me queda una noche y un día entero con tu voz. Odio los lunes después, al café del desayuno, que vuelva la Guerra fría, como en esa canción de Sabina. Como odio que tengamos batallas graves en la cama, mientras miro como te bañas en mi ojos.

18/10/11

Tengo un as en el pliegue del vestido. Un vaso con whisky y hielo en la mesa. Un Lucky Strike consumiéndose en el cenicero. Los labios pintados de rojo. Los ojos de negro. Tú, en ese local de mala muerte, mirando como apuesto todo lo que tengo. Te acercas, bebes de mi vaso, te sientas al lado, miras mis cartas, pones la mano en mi rodilla, vas subiendo hacia la entrepierna, suspiro, abro un poco la boca, me dejo llevar por una milésima. Miro mis piernas, cojo mi as. Recojo lo ganado. Salgo y te encuentro, persuasivo, felino, inviable esa noche. Y me vuelvo animal, y dejo que el instinto sea el que actúe en esta película de luces de neón.

17/10/11

-¿Lo has visto?
-¿El qué?
-Puedo ser completamente impredecible.
-Sí, puedes, pero no siempre lo quieres. Buscas que te den algo, y sin demora, lo pides.
-A veces hay que ser claros, y no avergonzarse de decir "yo quiero"
-Ni mucho menos al decir "yo TE quiero"
-Pero pocas veces lo sentimos, es impresionante la de veces que lo diremos por compromisos.
-¿Crees que te lo diría sin sentirlo?
-Creo que eres predecible.
-¿Ves eso? Es la llama que sigue flotando después de toda la tempestad. Eso, eso es lo que siento.

13/10/11

Los problemas no existen, ya que si tiene solución deja de ser problema, y sino la tiene, te resignas a vivir con ello.

7/10/11

No tenéis ni idea de lo alto que puedo volar.

¿Dónde estabas cuándo te llamaba? A veces era tan fácil que me sorprendía y lo dejaba por sencillez.

3/10/11

Pienso en ti cuando dejo de hacerlo en mi.

Nubes de Limón

Nubes de Limón
En esta vida hay que equilibrar esa balanza de la gente que no quiere sonreir.

Limoneros

Vie.

Mi foto
Los versos de una náufraga que nunca encontró un coco en su isla

Veces que soñé