7/2/16

Parece que fue ayer cuando las miradas se cruzaron, cuando las sonrisas se besaron, que hace demasiado tiempo que nuestras siembras de viento salieron a florecer, que la primavera ha llegado y nosotros seguimos con frío, que los abrazos no dicen nada, que las palabras ya no son las de antes, que las miradas ya no se quieren cruzar, que las sonrisas no se quieren besar. 
Y ahora estamos aquí, metidos hasta el fango de tantas cosas que nos quedamos en el tintero. Estamos en la misma situación que sin conocernos, en el fango por no tener calor, en el fango por no tener un cielo que sea nuestro, si no que nuestro propio cielo lo compartíamos con los primeros que nos volvían a besar las sonrisas.
Y tendré que ser sincera. Te echo de menos, echo de menos ese tú que me despertaba con caricias sin distancias. Echo de menos esas fuerzas que mandabas a través de los kilómetros.
Deberías volver, ya te lo he pedido muchas veces, pero esta vez es necesario.

No hay comentarios:

Nubes de Limón

Nubes de Limón
En esta vida hay que equilibrar esa balanza de la gente que no quiere sonreir.

Limoneros

Vie.

Mi foto
Los versos de una náufraga que nunca encontró un coco en su isla

Veces que soñé