24/1/17

Huracanes, tsunamis, terremotos, inundaciones, movimientos sísmicos, lluvias, sequías, volcanes. Cualquier fenómeno de la naturaleza había cubierto las grietas de mi piel.
Y cuando había superado todo eso llegas tú y me arrancas.
Lo tengo claro.
Que te rompan no duele, lo que duele es que te arranquen. 
Lo roto siempre se pega, se cura, se sana. Si te arrancan no hay nada que pegar, ni curar, ni sanar.
A cualquiera nos han roto la sonrisa, las ganas, las emociones. 
Pero si te arrancan el corazón, la sonrisa, las ganas, y las emociones, ¿cómo se devuelve dónde estaba? 
No va a entrar aire puro, porque está todo viciado y sin nada. Todo el papel pintado de la pared arrancado y perdido. 
Al menos sigo saboreando el tabaco.


No hay comentarios:

Nubes de Limón

Nubes de Limón
En esta vida hay que equilibrar esa balanza de la gente que no quiere sonreir.

Limoneros

Vie.

Mi foto
Los versos de una náufraga que nunca encontró un coco en su isla

Veces que soñé